09 Mar ¿NO SABES COMO ORAR?

¿No Sabes Cómo Orar?

«En mi angustia invoqué al Señor;
clamé a mi Dios,
y él me escuchó desde su templo;
¡mi clamor llegó a sus oídos!»

Salmo 18:6

A lo largo de mi vida adulta me he encontrado con muchas personas que comentan, o preguntan directamente, ¡¿Cómo orar?! Quizá para algunos esto podría parecer ilógico o incluso absurdo, sin embargo, es una realidad latente para muchos creyentes o incluso para aquellos que aún no han rendido sus vidas a Cristo.

Entonces, ¿cuál es el punto de partida a esta pregunta? Veamos algunos detalles importantes sobre la oración y luego descubriremos que hacer para orar efectivamente.

¿Qué es exactamente la oración? De forma sencilla podemos decir que orar es comunicarse con Dios, con el Creador, con El Eterno, reconocerlo como el ser supremo que es, agradecerle por sus bendiciones y pedirle su ayuda. Sencillo ¿verdad? No obstante, muchos tienen aún dudas sobre como iniciar, que palabras usar, como dirigirse a Dios, pedir o no pedir, etc.

¿Que no es la oración? Orar no es sinónimo de obtener todo lo que deseamos, tampoco es tener a Dios como nuestro sirviente y peor aún, implica ordenar, mandar o torcer la voluntad del Padre. Cuando oramos reconocemos que es Dios quien manda, y que Él dispone todo para nuestra vida según su buena voluntad, (Romanos 12:2; 8:28; Proverbios 16:18)

Ahora bien, ya que hemos visto que es y que no es la oración, pasemos “al plato fuerte”, ¿cómo debemos orar? Aquí unos consejos:

  • Sencillez, sé sencilla o sencillo, no debes buscar palabras o frases complejas y rebuscadas, recuerda que El Señor es tu Padre, así que dirígete a Él de la forma más sencilla posible.
  • Conversa con Dios, cuéntale tus problemas, como te fue en tu día, que sientes, que piensas, etc.
  • No uses modelos estandarizados para orar como la única forma de conversar con tu Padre Celestial (Mateo 6:7)
  • Inspírate en las Escrituras, allí hallarás muchos modelos para orar que pueden servirte para tener una idea más concreta de como orar, sin embargo, como dije antes, no uses esos ejemplos bíblicos como una repetición palabra por palabra, te aseguro que eso no sirve. Imagina que tus hijas o hijos hablaran contigo usando las mismas palabras una y otra vez, creo que no sería agradable, ¿verdad?, entonces no lo hagas con tu Padre.
  • Inicia saludando a Dios, «Hola Señor», «Buenos días Padre», reconoce su señorío sobre el universo y dale el lugar que le corresponde.
  • Alaba a Dios, la oración es una gran oportunidad para exaltar la grandeza del Eterno.
  • ¡Muy importante! Reconoce tus pecados y pide perdón al Señor por ellos, nunca olvides ponerte a cuentas con tu Padre.
  • Preséntale tus peticiones (Mateo 7:7), no temas pedir, pero se respetuosa o respetuoso, recuerda que El Señor no es nuestro genio de botella para cumplir indiscriminadamente nuestros deseos, sin embargo, ten confianza para exponer tus necesidades y pedidos, pide con fe creyendo (Marcos 11:24) que obtendrás tu bendición, misma que llegará en su momento oportuno.
  • Intercede. Pide por otros, por sus necesidades, por su salud, clama por la iglesia de Cristo, por tus gobernantes, por la nación, por Israel, por la economía, por tus amigos, enemigos, familiares, no pienses que la oración se centra solo en ti.
  • Agradece. Dios es bueno siempre, y constantemente nos llena de bendiciones. Por eso agradécele por todo, incluso por los problemas porque ellos tienes fines buenos de parte de Él. Reconoce que todo lo que tienes o eres viene del Señor y muéstrale gratitud cuando oras, así le das gloria y abres puertas para más bendiciones.
  • Usa el nombre de Jesús, recuerda que es gracias a Cristo que podemos acercarnos al Padre con total confianza, Él es el puente y el camino, entre Dios y nosotros, así que no dudes en usar su nombre, ya que Él mismo nos lo enseñó (Juan 14:13)
  • Cierra tu oración bendiciendo a Dios, pero no salgas de su presencia, es decir, considéralo en todo lo que hagas durante tu día.

Orar es más sencillo de lo que parece, además de que la oración fortalece tu relación con Dios y te ayuda a crecer espiritualmente, por eso, ora sin cesar, ora amiga y amigo, ora a tu Padre.

¡Dios te bendiga!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.